Plantas para torpes

DSC06707 e1554150562550

¿Eres de los que ha renunciado a tener plantas en casa por miedo a matar otra más? No te preocupes  ¡todavía hay esperanza! Existen algunas variedades de plantas que si bien no son inmortales si son más resistentes y más apropiadas para principiantes. Te damos pistas sobre algunas “plantas para torpes”.

Antes concretar  vamos a establecer dos puntos básicos a la hora de escoger cual es la planta que mejor se adapta a vosotros:

  1. Reflexionad el tipo de cuidadores que habéis sido hasta ahora con las plantas que habéis tenido. Si sois de los que cada vez que pasáis a su lado le echáis agua o si más bien pasan días y días hasta que os acordáis del riego. El mal riego suele ser la causa principal por la que una planta se nos muere y generalmente más por exceso de agua que por defecto. Además debéis tener en cuenta si estáis temporadas fuera de casa y las plantas permanecen a oscuras o sin cuidados.
  2. El lugar donde vais a ubicar vuestra planta también importa: Pensad qué cantidad de luz  tendréis, la temperatura de la habitación, si es interior o exterior… Ten en cuenta tu zona geográfica ya que no es el mismo clima el del norte que el de la zona mediterránea.

Llegados aquí vamos a hablar de esas plantas todoterreno que suelen sobrevivir prácticamente en manos de cualquier principiante y con las que no tendremos que renunciar a un rincón verde en nuestra casa.

 

  Spathiphyllum o lirio de la paz

El Spathyphyllum es una planta de hojas lanceoladas verde brillante y delicadas flores blancas. Florece todo el año y es una de las mejores plantas depuradoras del aire. Su lugar ideal es iluminado pero protegido de la luz solar y con temperatura superior a  7 grados. Es una planta que quiere agua, pero sin pasarse, deja que la tierra se seque ligeramente entre riegos. Aproximadamente debes regarla dos veces por semana, de todos modos te advertirá, es decir, si te has olvidado de ella sus hojas se bajarán indicándote que es hora de beber. Intenta que el agua esté libre de cloro cogiendo agua en una botella y dejándola reposar sin tapón.

 

Cinta

Perteneciente a la variedad de las plantas ‘araña’ o colgantes, tiene unas hojas muy largas y luminosas y le encanta la humedad. La cocina o el baño son buenos lugares para ella.  Es agradecida en ubicación, se adapta perfectamente aunque prefiere lugares luminosos. Eso sí, evita el sol directo en horas centrales que puede quemar sus hojas. La frecuencia de riego suele ser una vez por semana en invierno y dos o tres en verano. Si dudas, introduce la punta de un dedo en la tierra y si notas que está seca es el momento de regar. Se reproduce muy fácilmente con hijos que cuelgan en las puntas de sus hojas como arañitas.

 

Pothos

El pothos tiene unas grandes hojas de color verde, que pueden ser lisas o combinar tonos de verde o blanco. Crece a una velocidad sorprendente  y como es una enredadera, podemos dejar que cuelgue o guiarlo en un tutor. No necesita mucho riego, con lo cual regaremos cuando la tierra esté seca, si tiene exceso de agua comenzará a perder hojas o le saldrán pequeñas motas. Soporta bien los ambientes secos y prefiere los lugares sin sol directo aunque luminosos y con temperaturas moderadas.

Suculentas o plantas crasas

Son plantas muy sencillas de mantener en interiores porque se adaptan rápidamente al ambiente. Lo único que requieren es un lugar luminoso sin sol directo que las puede deshidratar y volver sus hojas rojizas.Es mejor regarlas poco o nada que mucho, en invierno cada 15 días y en épocas de calor cada 7,  pon drenaje en el fondo de su maceta para que puedan elimiar el agua sobrante y nunca las dejes sobre platitos con agua. Existe una gran variedad de formas, texturas y colores.

Sanseveria

En decoración vuelve a ser una de las plantas más solicitadas. Tiene una inmensa capacidad para purificar el aire, tanto que hasta los astronautas se la llevan al espacio. Requiere de muy pocos cuidados, ya que puede crecer sin luz natural, resiste tanto bajas como altas temperaturas y además necesita muy poca agua. Cuanto menos caso le hagas ¡mejor!. Su crecimiento es lento y prefiere tiestos pequeños para ayudar a mantenerla vertical.

 

Tradescantia

Existen unas 60 variedades y sus tonos púrpuras la hacen muy llamativa. Prefiere lugares luminosos pero sin exceso de sol que puede decolorar sus hojas. Sus cuidados son muy sencillos:  debes dejar secar la tierra entre riego y riego, no tolera bien el exceso de agua por lo que mejor pecar por defecto y poner un buen drenaje. . Puede cultivarse en interior o exterior siempre que las temperaturas no bajen de 12 grados .

Cactus

Además de estar muy de moda, son considerados muy beneficiosos en el hogar. Purifican el aire y protegen de las malas energías con sus espinas segun el feng shui.

De muy fáciles cuidados lo único que requieren es estar ubicadas en zonas soleadas o con la mayor exposición solar, y mejor regarlas poco o nada que mucho. En invierno prácticamente nada, especialmente si la temperatura baja de 10 grados porque se pudrirán. Se pueden cultivar en interior o exterior.

 

Monstera o Costilla de Adán

Más de moda que nunca sus hojas con forma de corazon agujereado aparecen en estampados y decoraciones de todo tipo. Es una planta trepadora que puede llegar a alcanzar grandes dimensiones. No necesita sol directo ni agua en abundancia, pero sí pulverizarla para mantener la humedad, si nos pasamos de riego sus hojas amarillearán. Preferiblemente ubícalas en el interior con temperaturas inferiores a 15 grados no crecen.

 

Rhipsalis o pluma de santa Teresa

Es de la familia de los cactus, con tallos largos y colgantes muy apreciado por las preciosas flores que le salen en la punta de los tallos que florecen casi todo el año. El color más habitual de las flores es el rosa, pero también hay variedades de flor roja y blanca. Agradecen zonas luminosas, pueden estar en interior o exterior siempre que la temperatura sea mayor a 5 grados. No ubicar junto a fuentes de calor. Precisan de poca agua en otoño-invierno y un poco más abundante en primavera-verano, debes dejar secar la tierra entre riegos.

Tyllandsias

También tendencia en la actualidad su versatilidad permite utilizarlas en diseños minimalistas como lucirlas en maceta al modo tradicional. Vive bien tanto en interior como en exterior, requiere mucha luminosidad, pero evitando sol directo y toleran temperaturas entre 10 y 31 grados. No precisa casi riego, basta con pulverizar las hojas dos o tres veces por semana y de vez en cuando añadir un poco de abono a ese agua.

 

Como véis ya no hay excusa para tener muchas plantas bonitas en casa sin demasiado esfuerzo. Así que corred a vuestra floristería o si estáis en Ourense, podéis pedir alguna de ellas en nuestra tienda on-line.

2 Comments

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *